No hay comentarios

LUN: ¿Por qué los corredores ponen su foto en los letreros de venta de casas?

En una nota de Las Últimas Noticias, el Círculo de Corredores de Propiedades fue, una vez más, requerido para dar su opinión sobre la llamativa situación de que los corredores apelan a colocar su rostro en los anuncios de propiedades. Tomás Mena, director ejecutivo del CCP fue quien sacó la voz en nombre de la entidad. ¡Revisa cómo fue la nota!

“Todo lo que tenga que ver con generar cercanía con el posible comprador, suma”, dice un profesor de Marketing. “Le dan humanidad a la empresa”, aporta un publicista.

Si usted transita por Providencia, a la altura de Los Araucanos con La Marquesa, verá que hay un letrero informando que se vende una propiedad. El afiche está acompañado del nombre de la corredora de propiedades y de su teléfono de oficina, pero además aparece una foto del corredor que está llevando a cabo ese proceso de venta. Ese estilo de publicidad, con el rostro del corredor, se ha ido masificando entre las corredoras. ¿Por qué? “Le da seguridad al negocio”. El hombre de la foto que ilustra esta nota es Marco Antonio Silva, de la corredora Vivax: ‘En Estados Unidos es normal y común que los corredores se identifiquen con una foto en los letreros de venta y/o arriendo de propiedades. Evidentemente ayuda mucho porque cuando uno cita a un cliente para ver una propiedad, el cliente no lo conoce a uno y desde el momento que ve la foto sabe quién es.

Le da transparencia y seguridad al negocio’, plantea Silva. En Estados Unidos hay una asociación de corretaje y sus miembros pagan una membresía anual, que se renueva en función del comportamiento. “Vivax era una franquicia de Remax (organización norteamericana de bienes raíces). Dejamos esa franquicia, pero seguimos usando esta forma de identificarnos”, acota Silva. ¿Es una buena idea? Lo responde Luciano Castellucci, profesor de Marketing de la Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez: “Todo lo que tenga que ver con generar cercanía con el posible comprador, suma. Y el hecho de usar una foto va en esa dirección. Puede funcionar más al momento de comprar una casa para habitarla y no una para uso comercial. Ver la cara es una especie de respaldo, busca darle confiabilidad al cliente. La cara del corredor más el nombre de la corredora puede ser una buena estrategia, no así cuando aparece sólo la foto del corredor”. El publicista Jorge Messenger acota: “Las corredoras, al incluir la foto de su ejecutivo en el afiche, les están dando un carácter humano a las empresas, ya que estas no tienen emociones, pero las personas sí.

Además, cuando ves a la persona, aunque sea por una foto, ya sabes quién es y te formas una impresión de ella. Dejas de pensar que es un robot”. Mejor guglear. Tomás Mena, director ejecutivo del Círculo de Corredores de Propiedades (que agrupa a 84 corredoras), pone paños fríos: “Independiente de la foto que puede decir mucho, nunca hay que dejarse confiar por eso. Lo importante es ver quién es la corredora que está detrás, si tiene algún grado de historia, revisar en internet si tiene reclamos o quejas porque si bien la foto puede ser muy llamativa o puede ser una persona con mucha presencia, con bonita gráfica, uno no sabe quién está detrás”.

Entra por la vista. Verónica Cortés, fundadora de Key Propiedades, dice: “Mi primera tarjeta de presentación incluía una foto mía. Si bien es una buena idea, puede jugar en contra porque la foto puede ser de mala calidad y el chileno no tiene la costumbre de retratarse. Nuestra empresa sí incluye las fotos en nuestra página web y en nuestras redes sociales”. Esteban González, broker inmobiliario de Brickop.cl (empresa encargada de la venta de departamentos nuevos sólo para inversión), aporta: ‘En mis tarjetas de presentación, además de mis datos como teléfono, página web y dirección de la oficina, incluyo mi foto. No soy el más hermoso, pero así la gente sabe con quién está hablando ya que todo entra por la vista’.

Comentarios (0)

    EnglishGermanSpanish